Marcha en contra de una gasolinera junto al río

//Marcha en contra de una gasolinera junto al río

Marcha en contra de una gasolinera junto al río

Huerta Viva pedirá a la Dirección General de Ordenación del Territorio y a Confederación Hidrográfica del Segura explicaciones de cómo se han concedido las autorizaciones a pesar de encontrarse en suelo protegido de huerta y zona de policía inundable.

Bajo el título “No más destrozos. El interés público es conservar nuestro río, no construir una gasolinera”, la asociación Huerta Viva ha organizado hoy 10 de junio una marcha en bici desde el Plano de San Francisco en Murcia hasta la Vereda de Solís en Llano de Brujas, donde está proyectado construir en un terreno situado junto al río una gasolinera, con lavadero y tienda. Una vez en el lugar, miembros de la asociación han explicado a los participantes la situación en la que se encuentra el expediente.

En 2015 se consiguió detener su construcción debido a que se estaba realizando con una licencia provisional y en suelo de máxima protección del Plan General de Ordenación Urbana (suelo NR). A esto hay que añadir que se trata de una zona inundable para periodos de 100 a 500 años, y parte del terreno se encuentra dentro de la zona de policía de río. Para poder llevar a cabo el proyecto era necesaria una declaración de interés público por parte de la Dirección General de Ordenación del Territorio y autorización de Confederación Hidrográfica del Segura, licencias que el promotor ha conseguido recientemente.

Huerta Viva ha tenido acceso al expediente y cree haber detectado varias carencias  y contradicciones que los organismos responsables deberían de aclarar. Por un lado, la justificación para declarar la gasolinera de interés público no ha tenido en cuenta el impacto ambiental, ni el riesgo que supone esta instalación al encontrarse en zona inundable y junto al río, ni tampoco que ya existen varias gasolineras en las cercanías. Por otro lado, la autorización de Confederación no encaja en las medidas de prevención de inundaciones incluidas en el Plan de gestión del riesgo de inundación de la Demarcación Hidrográfica del Segura.

Según este plan, para limitar los usos del suelo en zona inundable son necesarias medidas en la ordenación territorial y el urbanismo, incluyendo “la posibilidad de retirar construcciones o instalaciones existentes que supongan un grave riesgo, para lo cual su expropiación tendrá consideración de utilidad pública”. Para Huerta Viva, las medidas del plan de gestión son claramente limitadoras y restrictivas a fin de evitar riesgos en caso de inundaciones, pero, sorprendentemente, en esta ocasión Confederación viene a autorizar una instalación con depósitos de materiales contaminantes en una zona de policía inundable, y cuyo suelo en el planeamiento tiene la máxima protección como suelo no urbanizable de huerta.

Además, se le viene a dar el interés público a una construcción que genera un riesgo y cuya expropiación, según el plan de gestión, podría tener la consideración de utilidad pública.

Huerta Viva señala que este tipo de situaciones confusas y contradictorias crean inseguridad a la hora de intentar proteger la Huerta y fomentar sus valores, y también generan una desigualdad respecto a otros propietarios que tienen terrenos junto al río. Por ello va a presentar escritos a los organismos responsables y pedirá cita con el nueva presidencia de Confederación Hidrográfica del Segura, de manera que las dudas sean aclaradas o se paralice la construcción de la gasolinera antes de que los daños sean mayores.

By |2018-08-02T15:38:29+00:00agosto 2nd, 2018|Noticias|Comentarios desactivados en Marcha en contra de una gasolinera junto al río

About the Author: